[Día 14] ¿A quién temeré?

»Amigos míos, no tengan miedo de la gente que puede quitarles la vida. Más que eso no pueden hacerles. Tengan más bien temor de Dios, pues él no sólo puede quitarles la vida, sino que también puede enviarlos al infierno. A él sí deben tenerle miedo.
»Cinco pajaritos apenas valen unas cuantas monedas. Sin embargo, Dios se preocupa por cada uno de ellos. Lo mismo pasa con ustedes: Dios sabe hasta cuántos cabellos tienen. Por eso, ¡no tengan miedo! Ustedes valen más que muchos pajaritos.
Lucas 12:4-7 (TLA)
En esta época, el miedo inunda las calles y busca entrar en todo corazón, a través de actos malvados hace que las personas teman unos de otros, ya sea por perder la vida o sus riquezas terrenales, pero cuando el temor comienza a apoderarse de nosotros, debemos rechazarlo para no nos paralice. Nosotros tenemos la capacidad de decidir a qué temer, por eso hay que cambiar la dirección de nuestra mirada y dirigirla a Dios, porque sólo a Él debemos temer, pues Él es quien toma la decisión final de dónde pasaremos nuestra eternidad. Por ello, cuando un miedo aparezca en nuestro corazón, en nuestra mente e intente detenernos llenándonos de preocupaciones, debemos recordar que como hijos de Dios, somos importantes para Él  y que Él enviará ángeles guerreros a custodiarnos si con fe le pedimos.
No hay que tener miedo del hombre porque, como dice Salmos 14:5, "¡Dios está con los buenos!", por ello hay que fijar nuestra mirada en Dios, confiar en que nos cuida y ser obedientes para corresponder lo importante que somos para Él.
Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Seguir por Email

Mis otros blogs

Bleiÿ Doll
Poesiasdeunaprincesa