[Día 18] Riquezas

[...] guarden en el cielo lo más valioso de su vida. Allí, los ladrones no podrán robar, ni la polilla podrá destruir. Recuerden que la verdadera riqueza consiste en obedecerme de todo corazón.
Lucas 12:33-34 (TLA)
Más allá de objetos y riquezas terrenales, siempre habrá cosas que no podemos guardar en un banco o una caja fuerte, pero qué lugar es más seguro que el cielo para guardar lo más valioso de nuestras vidas, ya sean recuerdos, corazón, proyectos, etc. Una vez una amiga me contó que cuando era pequeña, le enseñaron que cada cada buena acción o moneda que daba a Dios se acumularían en el cielo, llegando algunas personas que en la tierra no tienen nada, a tener grandes riquezas en el cielo. Una tierna enseñanza, así es. Dios nos abre los ojos y a través de la verdad que nos enseña, podemos ver lo que es importante y lo que es la verdadera riqueza, pero sólo si somos obedientes de todo corazón a Dios, la conseguiremos.

Poner nuestra vida, corazón, sueños, metas, proyectos, sentimientos y todo de nosotros en manos de Dios, confiando en Él y siendo obedientes, lograremos conseguir las riquezas que necesitamos y que nadie puede robar ni destruir.

Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Seguir por Email

Mis otros blogs

Bleiÿ Doll
Poesiasdeunaprincesa