[Día 21] Pruebas de Dios

Dios pone a prueba a los justos;
él mismo los examina,
pero odia con toda su alma
a los malvados y a los violentos.
Salmos 11:5 (TLA)
Por más que seamos hijos de Dios, por más que nos vaya muy bien o que demos nuestra vida a Dios en servicio, en ofrendas, en oración, si somos discípulos de Jesús, tendremos batallas y desiertos ante nosotros en el momento que Dios desee, porque como mayordomos de lo que Él nos da, como discípulos, Él nos examina en cada detalle para ver cómo nos encontramos, y así saber qué prueba nos tiene que poner para fortalecernos y acercarnos más a Él. Porque ante las pruebas, Dios espera que nosotros vayamos primero a Él a pedir ayuda, busca que nos hagamos fuertes en Él a través de pruebas que podemos ganar en Cristo, aunque estando solos nos parezcan imposibles. 

También, Dios nos pone pruebas para que mostremos cómo somos realmente, si justos o malvados, pero así también podemos descubrir nuestras fallas, lo que hay en nuestro corazón, aceptarlo y darle a Dios éste, para que podamos ser llenados y transformados por Él. No nos quedemos como personas malvadas y violentas, porque Dios odia a este tipo de personas. Por eso, cuando veamos manchas en nuestro corazón, busquemos a Dios para limpiarnos y llenarnos de su luz para poder enfrentar las pruebas que nos ayuden a seguir creciendo en Cristo.

Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Seguir por Email

Mis otros blogs

Bleiÿ Doll
Poesiasdeunaprincesa