sábado, 5 de diciembre de 2015

[Día 339] Hambre de Dios

Mientras más hambre se tiene,
más duro se trabaja.
Proverbios 16:26 (TLA)
Cuando uno tiene hambre, por más débil que se sienta, es capaz de buscar por comida, desesperado y con miedo de no volver a probar alimento, miedo que puede desaparecer con la perdida de interés. Pero alimentarse, buscar alimento y conseguirlo es trabajoso, por más que alguien más haya trabajado para comprar el alimento (Jesús nos compró con su sangre), la acción de movernos para saciar el hambre es otro tipo de trabajo físico y emocional. Pero, ¿por qué llegar a tal límite con Dios? Dejarnos influenciar por nuestra vagancia o por poner algo antes y posponer nuestra relación con Dios para otro momento, que puede o no llegar. ¡Eso está mal! No hay que esperar a estar hambrientos y débiles, no tenemos razón para hacerle a Dios una huelga de hambre por ninguna razón. Como una huelga de hambre a nuestro cuerpo puede llevarlo a la muerte, una huelga espiritual puede hacerlo también en ese sentido. Cuidado cuando  pases un día sin alimentarte, ¡y  más cuidado cuando sobrepases es día y se convierta en una semana! 
Hoy Dios me muestra esto, porque yo mismo he estado en huelga espiritual. Por eso puedo decirte que lo que pasa el cuerpo puede pasarlo nuestro espíritu. El hambre de espíritu no lo sentimos como un dolor en el estomago, lo sentimos con lo que comenzamos a sacar de nuestro corazón, en acciones y palabras que denotan nuestra inanición espiritual. Hoy Dios te llama a que le busques, mañana Dios llamará a que lo busques, pasado mañana también lo hará, el día siguiente y el siguiente. Porque su amor es más fuerte que el hambre, más fuerte que la muerte y no siempre espera a que trabajemos nuestra parte para alimentarnos. Vivir es trabajo, nuestro cuerpo trabaja para mantenernos con vida, nosotros también tenemos que trabajar para que nuestro espíritu tenga vida. Cuidemos nuestro cuerpo y espíritu porque dice la Palabra que somos templo del Dios vivo (1 Corintios 3:16). Trabajemos hoy y cada día para no pasar hambre de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diseño del blog por G. Bleiÿ B. || Aprendí con ♥L ♥C ♥A ♥K ♥P ♥J ♥CB || Recursos de ♥G ♥FA ♥FI || Con la tecnología de Blogger.