#45 | Mirada con carácter

»Los ojos son el reflejo de tu carácter. Así que, tu bondad o tu maldad se refleja en tu mirada.
Mateo 6:22-23  
¿Qué caras pones a lo largo del día? Sería bueno indagar en ello e inspeccionar nuestro carácter actual. El diccionario RAE define al carácter de varias formas según su uso, pero destacaré las siguientes:
  • Conjunto de cualidades o circunstancias propias de una cosa, de una persona o de una colectividad, que las distingue, por su modo de ser u obrar, de las demás. 
  • Señal espiritual que queda en una persona como efecto de un conocimiento o experiencia importantes, como, en la religión católica, la dejada por los sacramentos del bautismo, confirmación y orden. 
  • Fuerza y elevación de ánimo natural de alguien, firmeza, energía
Estas definiciones nos enseñan que a partir de todo lo que hemos vivido y aprendido, tanto carnal como espiritualmente, es lo que forma nuestro carácter, definiendo nuestra manera de ser y actuar, fuerza, ánimo, firmeza y energía que ponemos en lo que hacemos actualmente en nuestro día a día.  
Una frase popular dice "los ojos son las ventana s de nuestra alma" y la Biblia dice que "de lo que contiene el corazón habla la lengua", esto nos ayuda a entender lo que Dios nos dice hoy: "Los ojos son el reflejo de tu carácter" y remarca la bondad o la maldad, pues estás cosas se contienen en nuestro corazón y, queriendo o no, siempre se reflejan externamente. 
Cuestiónate hoy qué mirada haces: cuando estás en soledad, cuando caminas por la calle, cuando estás en la escuela o facultad, cuando sirves a Dios, cuando ayudas en las tareas de tu hogar. Revisa tu día a día y lo que te sucede física e internamente.
Tal vez no queramos ver y nos neguemos a ver la  maldad en nuestro corazón, tal vez el temor ocupa un lugar en nuestro corazón, tal vez la envidia o mal deseo. Debemos inspeccionarnos cada día, revisar y estar atentos a lo que sale de nuestro corazón, porque así sabremos cómo pedirle ayuda a Dios, sabremos que es lo que debemos vaciar para que sea ocupado por Dios.  
En un ensayo de Fortaleza (grupo de alabanza de adolescentes), mi líder dijo una frase que realmente me impacto, pues tenía tanta razón y pensé era tan obvio que no podía creer no haberme dado cuenta antes de ello. Ella dijo "para ser llenos del Espíritu Santo, primero hay que estar vacío". Dios nos acepta tal cual somos pero, como un Padre perfecto, quiere nuestra felicidad y lo mejor para nosotros, Él desea que seamos llenos de su luz, para que nos vaya bien.  
Por lo que si queremos reflejar en nuestra mirada la luz de Dios en nosotros, no podemos permitirnos que la oscuridad tenga lugar en nuestro corazón. Por eso, hoy es un buen día para orar y pedir a Dios que nos ayude a cambiar hábitos de consumo y a desarrollar nuestro carácter, para ser más fuertes, animados, firmes y enérgicos. 
Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Seguir por Email

Mis otros blogs

Bleiÿ Doll
Poesiasdeunaprincesa