jueves, 25 de febrero de 2016

#56 | Cruzar el mar

Jesús subió a la barca y se fue con sus discípulos.
Todavía estaban navegando cuando se desató una tormenta tan fuerte que las olas se metían en la barca. Mientras tanto, Jesús dormía.
Entonces sus discípulos fueron a despertarlo:
— ¡Señor Jesús, sálvanos, porque nos hundimos!
Jesús les dijo:
— ¿Por qué están tan asustados? ¡Qué poco confían ustedes en Dios!
Jesús se levantó y les ordenó al viento y a las olas que se calmaran, y todo quedó muy tranquilo.
Mateo 8:23-26  
Cuando estamos en la barca, atravesando una tormenta, una lucha, una prueba, un limite auto-impuesto, que nos ayudará a crecer mucho más en nuestra fe, en nuestra confianza en Dios, habrá cosas que nos provocarán miedo sino confiamos y nos paralizarán. Pero si vamos a pedir a ayuda a Jesús, tenemos que nosotros confiar en Su poder.  No tenemos que tener miedo, pongamos nuestra confianza en Dios y el nos ayudará a avanzar en la prueba. Y después de la tormenta, la paz de Dios nos cubrirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diseño del blog por G. Bleiÿ B. || Aprendí con ♥L ♥C ♥A ♥K ♥P ♥J ♥CB || Recursos de ♥G ♥FA ♥FI || Con la tecnología de Blogger.