lunes, 7 de marzo de 2016

#67 | Preparados para luchar

Y Jesús le dijo:
— ¡Ven!
De inmediato Pedro bajó de la barca. Caminó sobre el agua y fue hacia Jesús.
Pero cuando sintió la fuerza del viento, tuvo miedo. Allí mismo empezó a hundirse, y gritó:
— ¡Señor, sálvame!
Entonces Jesús extendió su brazo, agarró a Pedro y le dijo:
—Pedro, tú confías muy poco en mí. ¿Por qué dudaste?
En cuanto los dos subieron a la barca, el viento dejó de soplar.
Mateo 14:29-32
Habrá veces, muchas veces, en las que Jesús nos llamará a hacer algo y nosotros tendremos la suficiente confianza para ir sin miedo hacía Él. Pero tenemos que estar precavidos, confiados y bien alimentados espiritualmente porque cuando caminemos el camino por el cual Jesús nos guía, se presentarán problemas y tormentas pasajeras. Si no estamos bien preparados, podemos comenzar a hundirnos después de haber sido capaces por Jesús, de caminar sobre el agua. 
Cuando nos hundamos, siempre debemos de buscar la mano de Cristo intentando levantarnos y buscando nuestra confianza en Él. Pero no hay que llegar a este punto, tenemos que confiar siempre, antes, durante y después de la tormenta. Tenemos que estar seguros y nos rendirnos porque cuando lleguemos a la meta junto con Jesús, vendrá la paz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diseño del blog por G. Bleiÿ B. || Aprendí con ♥L ♥C ♥A ♥K ♥P ♥J ♥CB || Recursos de ♥G ♥FA ♥FI || Con la tecnología de Blogger.