miércoles, 6 de abril de 2016

#97 | Autoridad

La autoridad del rey no se discute. Nadie puede pedirle cuentas. El rey puede hacer lo que quiera. Por eso no hay que salir de su presencia sin su permiso, ni tampoco insistir en hacer lo malo.
Eclesiastés 8:3-4
Dios es nuestra mayor autoridad, nuestro Rey y soberano, y su autoridad es indiscutible. Todo lo que Dios hace es para bien y Él no rinde cuentas a nosotros, no tiene porqué explicarnos todo lo que hace o no. Dios como Rey puede hacer lo que quiera, no hay imposibles para Él. Y  no cualquiera puede entrar a su presencia, pero por Cristo hemos recibido ese derecho, para ser como hijos del Rey, sus sacerdotes y guerreros.  Pero no debemos dejar su presencia sin permiso, no debemos alejarnos de Dios si debemos estar y vivir a su lado. Tampoco debemos insistir en hacer lo malo, sino buscar hacer lo bueno y lo que le agrada a Dios. No debemos de olvidar que Dios es nuestro Rey y que, como príncipes y princesas, no tenemos mayor autoridad que Él, pues es Dios quien nos da autoridad para hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diseño del blog por G. Bleiÿ B. || Aprendí con ♥L ♥C ♥A ♥K ♥P ♥J ♥CB || Recursos de ♥G ♥FA ♥FI || Con la tecnología de Blogger.