miércoles, 25 de mayo de 2016

#146 | Dios te está entrenando

Samuel fue escogido por Dios desde antes de nacer y ya había marcado su destino antes de su nacimiento. Samuel fue colocado en un lugar donde había pecado, a pesar de que era casa de Dios, había entre quienes le servían personas que despreciaban a Dios y eran egoístas. Pero Dios preparó una renovación para su casa, Samuel fue entrenado. La Biblia dice cómo creció Samuel y estos detalles reflejan el plan de Dios.
1Sa 2:18 | El niño Samuel, por el contrario, servía fielmente a Dios.
1Sa 2:21b | Mientras tanto, el niño Samuel crecía bajo el cuidado de Dios.
1Sa 2:26 | Mientras tanto, el niño Samuel seguía creciendo, y Dios y la gente lo querían mucho.
1Sa 3:1 | Por su parte, el niño Samuel servía a Dios bajo la dirección de Elí […]
1Sa 3:3 | Samuel dormía en el santuario, que es donde estaba el cofre del pacto de Dios.
Y cuando llegó el momento, Dios mismo anunció su plan y declaró bendición para el elegido.
1Sa 2:35 | » Sin embargo, yo pondré en mi santuario a un sacerdote fiel,
que hará todo como a mí me gusta. Haré que su familia viva
mucho tiempo, y que sirva al rey que he elegido.
Dios nos escogió para llevar a cabo un plan para renovar el lugar donde fuimos colocados y para eso debemos ser entrenados. Dios nos declara sacerdotes, templo, realeza, hijos y guerreros. Y para cada uno de estos “oficios”, Dios nos entrena para que cumplamos con su plan. Por eso, cada día debemos buscar de su Palabra, estudiarla y aprehenderla.

A través de los versículos resaltados en el crecimiento de Samuel vemos lo que debemos saber e incorporar: 

  • Dios estaba presente en su vida y en su crecimiento tanto físico como espiritual.
  • El servicio a Dios era fiel.
  • Dios y la gente lo querían.
  • Estaba bajo la dirección de su autoridad.
  • Descansaba en la Presencia de Dios.
  • Su servicio tendría recompensa.
Dios quiere que, como su templo (1 Corintios 3:16), seamos sacerdotes fieles que se renueven cada día y habiten en Su Presencia. Dios quiere que quitemos todo malo de nosotros y crezcamos espiritualmente. Dios quiere que busquemos descanso en Él y que le sirvamos para que nos vaya bien. Dios quiere que aceptemos ser puestos bajo autoridad y que aceptemos ser dirigidos y re-redirigidos. Y cuando nosotros estemos bien alineados a su plan, entonces la gente a nuestro alrededor lo verá aunque pensemos que no hacemos nada fuera de lo normal. Así, el lugar donde estemos será bendecido por la Presencia de Dios que vive en nosotros y todo lo haremos como para Cristo y no para los hombres (Colosenses 3:23) de manera natural. Por eso, no te rindas si las cosas se ponen difíciles, porque Dios te está entrenando.        

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diseño del blog por G. Bleiÿ B. || Aprendí con ♥L ♥C ♥A ♥K ♥P ♥J ♥CB || Recursos de ♥G ♥FA ♥FI || Con la tecnología de Blogger.